jueves, 18 de octubre de 2012

Estampar en eco


Siempre hemos oído que es sumamente difícil encontrar telas estampadas que reúnan los requisitos "eco", porque los propios tintes, normalmente químicos, no lo permiten.
Por eso nos hemos lanzado a investigar si realmente existen y cuál es la mejor forma de estampar bajo criterios sostenibles. He aquí un somero repaso...


En la India es fácil ver estampados artesanales en las prendas de las mujeres


Shibori


Por supuesto, las primeras técnicas que nos vienen a la cabeza son las fórmulas más ancestrales, y realizadas de forma totalmente artesanal. El shibori, de Japón y el batik, con origen en la India oriental, son las más populares de los conocidos tie dye, pero hay algunas más y en lugares tan dispares como América del Sur o el Este africano.

Batik







Básicamente se crean reservas de tejido, sea doblándolo o atándolo como en el shibori, o utilizando cera, como en el batik y se tiñe a continuación. Cada estampado es diferente y eso le confiere una historia a esa prenda.








Camisa estampada con bloques de madera Ananda Pascual. Foto Cris Quintana


Todavía existe un método, que algunos citan como más antiguo: la estampación con bloques: el diseño a estampar se graba sobre un bloque de madera que se aplica sobre la tela mojado en colorante. Aún hoy lo utiliza una marca como Ananda Pascual, para sus prendas fabricadas en India. En su web nos presentan el método con este precioso vídeo...





En la estampación la clave está en los tintes que usamos. Los métodos tradicionales se llevaban a cabo, al menos en su inicio, con tintes naturales. El índigo es quizás el más antiguo que se conoce, pero la lista se puede completar con un sinfín de otros, mucho más sorprendentes, como la cochinilla, que ya ha aparecido en nuestro blog. Raíces, bayas, cortezas, hojas y madera forman buena parte de los recursos que proporciona la naturaleza.


En este cactus se aloja la cochinilla




El azafrán también se ha utilizado como colorante a pesar de su precio


El mundo vegetal ha sido siempre un gran proveedor de tintes, e incluso de formas para estampar como molde. A esos tintes en muchos casos había que añadirles mordientes, que fijan el color en la prenda. Estos sí, históricamente, han sido fuente de toxicidad. Prometido, otro día abordamos el fascinante mundo de los tintes mucho más a fondo.


Unas hojas de eucaliptus, una rodaja de naranja. Fotos de Ilsa Perse


El portal Source4Style mencionaba hace pocos meses el regreso de esas técnicas tradicionales para tintar telas, pero cuando se trata de estampados, la cosa se complica.

Hemos buscado la aportación técnica de una profesional de los tejidos, Maria Almazán, diseñadora de su propia colección de textiles y la directora de Fabrics for Freedom,  fundación que promueve el consumo textil responsable (por cierto, echadle un vistazo a su nueva web). La pregunta parecía simple, y tiene trasfondo:
¿Existen los estampados "eco"?

"Para que un estampado sea eco (sobre tejido ecológico claro) tenemos dos posibilidades actuales. La primera, una técnica que es como una fotocopia (impresión directa sobre tela). Debido al proceso, la cantidad de energía que utiliza y la ausencia de agua es un método muy interesante...pero sólo una empresa tiene toners con tinta eco. La otra técnica es la serigrafía con tintas ecológicas y cuidado del proceso técnico, creo que nosotros somos los únicos que tenemos esta técnica. ¿Existen los estampados eco? Sí: impresión directa sobre tela con tinta eco o serigrafía con proceso y tintas eco."




No queremos olvidarnos de los esfuerzos que la marca Antón Pirulero lleva haciendo para conseguir unos estampados absolutamente respetuosos. Le hemos preguntado a su creadora, Belén Fernández, por los "eco-textiles golosos":

"El tema de las tintas, vosotras ya lo sabéis, es bastante controvertido. Está muy extendida además la creencia de que los tintes naturales son más ecológicos y eso tampoco es así exactamente: por una sencilla razón, si resulta que para obtener una pequeña cantidad de tinta necesito un montón de recursos naturales, al final acabaremos agotando esos recursos. No siempre "natural" equivale a "ecológico". Además (y esto lo he corroborado con Ana Roquero, experta en el tema) aunque partamos de ingredientes naturales, estamos jugando con reacciones químicas entre ellos (que dan lugar a los diferentes colores), con lo que al final los excedentes de tinta son igualmente contaminantes (se deben llevar a un punto limpio)…




Esta es una ínfima muestra de los eco-textiles golosos de Antón Pirulero

Y sigue contándonos Belén respecto a su experiencia concreta:
"Después de investigar las opciones con las que contamos a día de hoy, darle muchas vueltas al tema, hacer mil y una pruebas y teniendo en cuenta que en foco de nuestro trabajo está en el diseño de estampados, finalmente optamos por optimizar en lo referente al método de estampación, más que en las tintas de por sí. Y descubrimos que la estampación digital nos permite imprimir sin que haya excedentes de tinta, por lo que tampoco hay vertidos contaminantes (se trata de grandes plóters, un sistema similar al de las impresoras que todos tenemos en casa o en la oficina, se gasta exactamente la tinta necesaria para imprimir el tejido, y ni una gota más). Por un lado nos da rienda suelta a una creatividad sin límites, puesto que se puede jugar con todos los colores que se desee e incluso mezclar ilustración con fotografía, etc; nos da flexibilidad puesto que se puede estampar un solo metro; y el impacto medioambiental, en comparación con la estampación tradicional con rodillos queda considerablemente minimizada (este método sería más parecido al de las imprentas de papel, se prepara cada color por separado y luego se van aplicando al tejido en sucesivas pasadas …siempre sobra tinta, de hecho se calcula para que en ningún caso falte). Además, volviendo a la estampación digital, las tintas tienen el sello de calidad OEKO-TEX Standard 100, garantía de que no se utilizan sustancias químicas nocivas para el ser humano. Por supuesto nuestro compromiso de optimizar el cuidado del entorno es firme. Y confiamos en que en un futuro próximo terminarán saliendo al mercado máquinas de estampación digital que utilicen tintas cada vez más respetuosas con el entorno"

Hemos echado un vistazo al mercado de máquinas que sigan la línea que enfatiza Belén, al hilo de la feria que tuvo lugar hace pocos días en Berlín EcoPrint, y hemos encontrado cómo anuncian una firma de Eindhoven Hollanders por hacer un esfuerzo suplementario en la reducción de impactos ambientales. Lamentablemente, dejando aparte el menor gasto de agua y energético, no hemos encontrado ninguna mención a una mejora en las tintas.





Teniendo en cuenta que, según el Banco Mundial, entre el 17 y el 20 por ciento de la contaminación industrial  viene del tintado y posteriores tratamientos de los tejidos, vale la pena continuar investigando... ¿no?

4 comentarios:

  1. Deduzco que el tintado eco es realmente difícil de conseguir. Si no contamina un elemento de color lo hace el mordiente o se necesita mucha agua par aaclarar los tintes Serà que lo verdaderamente eco es vestir con tejidos crudos?
    En el caso de las lanas ahora mismo hay una linea de Rowan en crudo que aseguran que es eco. O las alpacas en tono natural sin teñir.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la información, precisamente estamos preparando un post sobre si la lana es eco o no, y tu información nos será muy útil.

    ResponderEliminar
  3. quisiera saber donde conseguir tintas ecológicas para tejidos. gracias.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la información y con respecto al vídeo... me encanta!

    ResponderEliminar